Diferencias entre tragamonedas físicas y online

Viajando al interior de las tragaperras

Antes de la aparición de los juegos on-line ya existían las tragamonedas, no son un invento de la generación 2.0. Nuestros padres y abuelos ya jugaban en unas maquinas llamativas, llenas de luces y colores. El sistema prácticamente era muy similar al actual, un sistema que permitía repartir monedas o fichas, cuando se tiene la fortuna de ganar el premio. Las máquinas funcionaban a través de una serie de mecanismos que incluían elevadores, engranajes, frenos y unos sistemas de frecuencias que le daban esa facultad de “azar”

Estas máquinas tragamonedas funcionaban a través de accionar la palanca o posteriormente apretando un botón, que en definitiva hacia la misma función.

Los sistemas fueron variando muy poco en cuanto se refiere a lo más elemental. Si bien es cierto que fue variando el tamaño, las luces, las figuras y los premios, pero el cambio real llegó a partir de que intervinieron de una manera importante los algoritmos y el internet para el juego online.

Con estos adelantos las máquinas eléctricas (tradicionales) comenzaron a ceder territorio a las nuevas máquinas tragamonedas online.

Video Tragamonedas

Con la electrónica ya implantada, se han ganado dos facetas, por un lado las máquinas tragamonedas físicas, ahora necesitan mucho menos espacio y son mucho más fiables. Por otro lado ha permitido la creación de tragamonedas para el juego online, permitiendo a los jugadores disfrutar del juego de una manera más cómoda y accesible.

Las máquinas de nueva generación, se apoyan en sistemas informáticos para generar el algoritmo que usan dichas máquinas, para determinar el momento en el que los “carretes” de manera eventual dejaran de girar para cada jugada. Estos generadores basados en números, pueden facilitar desde una sola unidad hasta varios billones de números en fracciones de segundos.

Los números que genera los divide en combinaciones, y los cocientes derivados de las divisiones simplemente generan una revolución, ya que los remanentes de las divisiones definen cuando los “carretes” se detendrán. Cuando los generadores van determinando cuando se detendrán cada uno de los “carretes”, se van dando las combinaciones, las cuales serán afortunadas si caen adecuadamente en las líneas de pago, para que la máquina determine si el jugador gana y se le pague la cantidad correcta de monedas.

Para entender un poco mejor todo esto, veamos con unos ejemplos las ventajas de las máquinas que funcionan con un sistema de Random Number Generator, en comparación con las de mecanismos tradicionales.

Las máquinas de funcionamiento mecánico, es decir las tradicionales que funcionan con engranajes, poco a poco se van desgastando y con el tiempo llegarán sin duda a fallar. Debido a la necesidad de aglutinar en su interior engranajes, elevadores y mecanismos internos se hacía necesario aumentar el tamaño de las máquinas y eso conlleva un funcionamiento más lento.

Las máquinas que utilizan Random Number Generator no necesitan ser muy grandes o pesadas, además de que no necesariamente tienen que estar físicamente en algún lugar, y es ahí donde entran precisamente las máquinas tragaperras en línea.

Como ya hemos comentado, la posibilidad de generar números de tan solo un dígito hasta varios billones, y sin necesidad de mecanismos ni engranajes, hace mucho más confiable la posibilidad de producir una gran cantidad de resultados fiables al momento.

Una máquina operada por un Random Number Generator funcionará mientras que el generador tenga la capacidad de generar números y el programa los continúe procesando.

 

Relevant news

Deja un comentario